Comisión Defensora Ciudadana y Transparencia

Documentos

Formulario de Contacto

Un balance positivo a la mitad del camino

Un balance positivo a la mitad del camino 

En estos 24 meses, mientras el mundo creció en torno al 4,5%, Chile pudo hacerlo al 6%. Una de las principales tareas del Ministerio Secretaría General de la Presidencia es velar por el cumplimiento del Programa de Gobierno. Y cumplida la primera mitad del actual período presidencial, es oportuno hacer un balance del progreso de nuestros objetivos que, en lo esencial, se resumen en avanzar hacia la construcción de una sociedad de oportunidades para todos y encaminar a Chile definitivamente hacia el desarrollo. Un primer paso para ello era revitalizar nuestra capacidad de crecer y crear empleos, la cual se encontraba bastante deteriorada. Y a pesar de los daños que el terremoto del 27-F provocó en la estructura productiva y del fantasma de una nueva crisis económica global, en estos 24 meses, mientras el mundo creció en torno al 4,5%, Chile pudo hacerlo al 6%. Nuestra economía ha creado ya 664.000 del millón de nuevos puestos de trabajo que propusimos en nuestro Programa. El aumento de la participación laboral, especialmente para los sectores más vulnerables, permite augurar una mejora relevante en pobreza y desigualdad de ingresos. Y se han constituido 100.000 nuevas sociedades, lo que casi duplica el ritmo registrado en la década pasada.

Lo anterior se debe al espíritu emprendedor de los chilenos. Pero también a medidas que lo han estimulado, como la exención del impuesto de primera categoría a las utilidades reinvertidas de las Pymes, la Agenda de Impulso Competitivo y el paulatino retorno a la regla del balance estructural.

Nuestra agenda educacional, otro pilar de la sociedad de oportunidades, ha avanzado con claridad. La subvención preescolar y escolar están creciendo sustancialmente, el Congreso se apresta a discutir una nueva Carrera Docente, hoy los directivos de los colegios públicos se eligen por Alta Dirección Pública, y durante 2012 pondremos en marcha la Agencia de Calidad y la Superintendencia de Educación. Además, aumentamos las becas para educación superior de 170 a 280.000, y estamos reduciéndole a las familias el costo de los estudios superiores, reprogramando a 110.000 morosos del Fondo Solidario y rebajando la tasa del Crédito con Aval del Estado al 2%, tres veces menor que antes, medida que ya se ha hecho efectiva para los estudiantes que ingresaron este año.

En cuanto a la agenda social, se aprobaron la extensión del postnatal a seis meses y la eliminación del descuento del 7% para salud a los jubilados vulnerables, al tiempo que se puso en vigor en una primera fase el Ingreso Etico Familiar, dirigido a ayudar a salir de la pobreza a los sectores más desposeídos.

Nuestro ministerio también tiene tareas específicas, siendo la más relevante la de impulsar perfeccionamientos a nuestra democracia. Y con modestia, pero mucho orgullo, podemos decir que mediante la Inscripción Automática y el Voto Voluntario hemos dado el paso más trascendente en décadas en esta materia, posiblemente desde los años 50, cuando se aprobó el voto femenino. El padrón electoral crecerá en casi cinco millones de votantes, el 70% de los cuales son jóvenes. Y a ello se agregan otros proyectos vitales para aumentar la participación, como el que prevé la realización de primarias voluntarias y vinculantes para la selección de candidatos.

A pesar de las dificultades, legítimamente podemos dar cuenta de múltiples avances. Pero todavía hay muchos chilenos que no lo pasan bien. Y mientras eso ocurra, no habrá tiempo para el descanso ni la complacencia en nuestro esfuerzo por hacer de Chile una tierra de oportunidades.

Cristián Larroulet
Ministro secretario general de la Presidencia.